Tendencia y liderazgo: España destruye 190.000 empleos

paro

Ésta es la cifra que acabamos de conocer. En el mes de agosto, nuestro país destruyó casi 190.000 puestos de trabajo y sumó a más de 40.000 parados a las listas de desempleo.

Si bien es cierto que agosto es un mes tradicionalmente malo porque finalizan los contratos de verano, no es menos cierto que estamos en el tercer peor mes de agosto desde 2008.

El mes deja también mayor desempleo juvenil. El paro de los menores de 25 años subió en 8.881 personas (4,71%) respecto al mes anterior hasta un total de 197.486.

Es el segundo mes consecutivo que se produce una pérdida de empleo que cambia la tendencia de las primeras cifras negativas desde enero, en un contexto de gran incertidumbre y de elevada inflación.

La triste realidad es que, según Eurostat, España duplica la media de paro del continente, del 6%, y casi la de la Eurozona, de 6,6%. Seguimos teniendo el triste récord de ser líderes de desempleo en Europa.

Estos datos reflejan una fuerte desaceleración y marcan una tendencia muy preocupante, que puede ser aún más fuerte debido a la previsible nueva subida de tipos por parte del BCE la semana, que puede ralentizar el crecimiento.

Si la economía no crece tanto y se restringe el acceso al crédito, se puede producir un menor crecimiento del empleo o un aumento del paro, algo especialmente preocupante en un país como España, donde todavía hay más de tres millones de personas en situación de desempleo.

No podemos obviar la realidad. Hay que ayudar a las empresas y tomar medidas que permitan ahorrar a las familias, porque la tormenta que viene será fuerte.