El alza del SMI tendrá un alto coste para empresas y trabajadores

Yolanda

Mil doscientos millones. Eso es lo que les costará a las empresas la subida del Salario Mínimo Interprofesional (+3,6%) este año.

 

El acuerdo entre Gobierno y sindicatos aumenta los costes para las empresas en un momento en el que, ni de lejos, tenemos niveles de recuperación pre-covid y contamos con una notable caída acumulada de la productividad, con 13 trimestres en descenso.

 

Esta subida aumentará los costes laborales y la presión sobre los márgenes de las empresas lo que, unido a otros riesgos como el encarecimiento de las materias primas o los cuellos de botella en las cadenas de suministro, pueden llevar a un menor dinamismo económico y a una menor creación de empleo .

 

El Gobierno defiende que la subida del SMI no afecta al empleo, pero la realidad es que va en contra de quienes lo crean y, también, de los colectivos más vulnerables.

 

De hecho, el Ejecutivo admite que subirlo afecta al empleo de jóvenes y trabajadores con poca formación y salario. Sólo hay que echar la vista atrás: la subida de 2019 supuso que entre 92.000 y 174.000 personas perdieran su puesto de trabajo, según el Banco de España.

 

Y todo esto, como paso previo a un nuevo sablazo a los autónomos.

 

Los empresarios, autónomos y emprendedores suplicamos ayuda, no empujones al vacío.